Arquivo ES 35017.AULPGC.FJTN - Fondo de Jesús Telo Nuñez

Zona de identificação

Código de referência

ES 35017.AULPGC ES 35017.AULPGC.FJTN

Título

Fondo de Jesús Telo Nuñez

Data(s)

  • 1954 (Produção)

Nível de descrição

Arquivo

Dimensão e suporte

90 u.i. ; papel
32 u.i. ; fotografías

Zona do contexto

Nome do produtor

História biográfica

História do arquivo

El conjunto de documentación de éste archivo consta de varias series por el origen de la clasificación del propietario original, Jesús Telo Nuñez.
El material estaba localizado en una sala anexa al despacho de su creador, sita en el piso dónde residía, en la calle Juan Manuel Durán, nº 17, enfrente del gimnasio Las Palmas, del que fue su fundador y propietario desde 1956 hasta su fallecimiento el 2 de noviembre del año 2008.
Telo Núñez, Coronel del Ejército del Aire, vivió cinco de sus ocho décadas en Gran Canaria, donde se convirtió en el "alma mater" de 47 ediciones del Festival Internacional de Gimnasia Blume, certamen en el que han intervenido miles de deportistas de innumerables países. Además, organizó desde su creación el premio anual para los mejores deportistas de Las Palmas. A su llegada a la isla compaginó su carrera militar con la docencia en varios centros de enseñanza de la capital Gran Canaria y la presidencia de las federaciones de Las Palmas de Hockey y Patinaje, Lucha Canaria, Gimnasia (35 años), Judo, Esgrima y Kárate. La abundante documentación de todas esas actividades, tanto escrita como gráfica (fotografías) constituye un legado único en su categoría que será preservado y difundido por la ULPGC, gracias a la donación del archivo a través de su hijo.

Fonte imediata de aquisição ou transferência

Donación

Zona do conteúdo e estrutura

Âmbito e conteúdo

A través de este fondo único y original se puede llegar a conocer de forma pormenorizada la organización del deporte en Gran Canaria en varias de sus facetas, gimnasia, judo, karate, esgrima, deporte militar, hockey y patinaje, desde aproximadamente la década de los años 50 del s. XX hasta la primera década del s. XXI.
La estructura original del productor se ha mantenido debido a que desde su inicio ha sido llevada con meticulosidad, tanto en la separación del tipo documental, escritos y fotografías, que en el primer caso está dividida en series: Blume, Federaciones deportivas, Mejor deportista, JJ.OO. y varios, con su respectiva cronología. Por otro lado, las fotografías mantienen un orden cronológico principal y que contiene para cada fecha/s una división de eventos/materias deportivos.

Avaliação, selecção e eliminação

Conservación permanente

Ingressos adicionais

Sistema de organização

Se conserva la estructura y ordenación del productor

Zona de condições de acesso e utilização

Condições de acesso

Restringido, consulta bajo petición

Condiçoes de reprodução

La reproducción está sujeta al tamaño y al estado de conservación de los documentos, a la Ley de Propiedad Intelectual, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, y el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE (Reglamento general de protección de datos).

Idioma do material

  • espanhol

Script do material

Notas ao idioma e script

Características físicas e requisitos técnicos

Instrumentos de descrição

Inventario realizado por el Bibliotecario Jefe de Educación Física

Zona de documentação associada

Existência e localização de originais

Existência e localização de cópias

No consta la existencia de copias de este fondo documental.

Unidades de descrição relacionadas

Descrições relacionadas

Zona das notas

Nota

Descripción realizada por Julio Andrés Martínez Morilla

Nota

Archivo depositado en el Edificio Central de la Biblioteca Universitaria (sótano 2)

Nota

Discurso de D. Jesús Telo Núñez, en el acto de investidura como Doctor Honoris Causa por la ULPGC.

Excelentísimo señor Rector Magnífico de la Universidad de Las
Palmas de Gran Canaria, excelentísimas e ilustrísimas Autoridades,
miembros del Claustro de la Universidad, distinguidas señoras y
señores, amigos todos.

Entre las muchas circunstancias transcendentales que han marcado mis 77 años de existencia muchas resultaron agradables y otras menos agradables. Pero, ahora, me voy a quedar con las primeras, dejando aparte las tristezas de las que ya tenemos todos bastantes en la vida.
Está escrito que nací en un pueblo de Orense llamado Barco de Valdeorras. Sin embargo, la condición de mi querido padre Manuel Telo García, primero de militar, después de abogado y más tarde de notario, nos llevó a residir sucesivamente, junto con la gran mujer que fue mi madre Maria Núñez Fernández, en las provincias de Santander, Salamanca, Logroño, Toledo y también Madrid. Tuve ocasión, por tanto, de conocer a gentes de muy diferentes lugares y de formarme una amplia y sólida idea de lo maravillosos que somos todos los españoles. Pero en mi familia figuraba permanentemente un comentario de mi hermana mayor María, la hoy gran jurista considerada como una de las 100 mujeres del siglo XX, que, en España, lucharon para abrir el camino hacia la
igualdad que consiguen las mujeres en el siglo XXI. Siempre recordaba que nuestros hermanos Manuela,--monja de las Esclavas del Corazón de Jesús, ya fallecida-- y Julián, --abogado afincado en la actualidad en Cataluña--, habían nacido, precisamente, en Puerto del Rosario (Fuerteventura), entonces llamado Puerto de Cabras. Ellos siempre contaban cosas y más cosas de estas Islas, donde, además, mi padre había estado destinado, por el año 1918, en la Capitanía de Canarias, en Santa Cruz de Tenerife. Y esto influyó en mis decisiones posteriores.
Cuando decidí encaminar mis estudios hacia la profesión militar, y muy concretamente en el Ejercito del Aire, mi pensamiento era: “...cuando salga Teniente, mi destino será en Canarias”. Y así fue. Finalicé mis estudios en la querida y siempre bien recordada Academia General del Aire, en San Javier, y pedí destino para la isla de Gran Canaria donde arribé en agosto de 1950.
Todavía recuerdo, no sin cierta nostalgia, cuando, llegando en el Domine, al Puerto de la Luz vi por el “ojo de buey” lo que en aquel entonces era esta gran capital de Las Palmas de Gran Canaria. Y me quedé prendado y me dije: “...este va a ser mi destino militar, pero va a ser, también, el lugar de mi vida”.
Aquella determinación marcó mi vida. Y, sinceramente, creo que he sabido convertir en realidad lo que dijo con respecto a mi persona, el señor Hermoso, entonces Presidente del Gobierno Canario, cuando me entregaron en Santa Cruz de Tenerife en el año 1997, la Medalla de Oro de Canarias, que “a través de los años, me había sabido integrar en Canarias perfectamente”.
Yo, le estoy agradecido por aquella frase, que ¡ya ven!, sigo recordando, que la valoro y la respeto. Canarias para mí, es mucho más de lo que yo pueda expresar con palabras, pues la llevo profundamente arraigada en mi corazón.
Un buen día, por circunstancias propias del servicio de mi actividad militar en la Zona Aérea de Canarias, me pidió un gran amigo, el capitán Agapito Vaquero, que, por favor, diera las clases de gimnasia a los reclutas que estaban en la Base Aérea de Gando. Bien es cierto que, en aquel entonces, solo era un buen aficionado a la educación física y al deporte. Al poco tiempo acudí a la Escuela de Educación Física de Toledo donde obtuve el título de profesor de educación física. A mi vuelta a las Islas me puse a trabajar, desde
el principio y al mismo tiempo, en dos vertientes, la profesional propia del Ejercito y la civil. Y eso fue por el año 1954.
Muchas veces la gente me ha preguntado la razón por la que me he dedicado a la educación física, de forma tan intensa, siempre contesto lo mismo. Desde pequeño he sido practicante de la pelota vasca, pues viví unos gratos años en Nájera, en La Rioja, y ese fue mi deporte predilecto. Continué en Madrid y también durante los años de estudios en la Academia General del Aire. En ambos lugares, tenía que desplazarme: caminando a la playa de Madrid, y en Los Alcázares en bicicleta, para poder jugar al frontón con
otros buenos amigos y compañeros, algunos de ellos ya fallecidos, pero presentes en nuestra memoria. Precisamente, jugar a la pelota a mano, me introdujo en el ámbito de los deportes tradicionales por los que siempre tuve preferencia. Un buen día vi en el viejo campo de España, una luchada y... después de aquella vinieron muchas más. Allí logré ser amigo de personajes
importantes de la lucha canaria como fueron el doctor. Luis Doreste de Silva y el gran periodista y amigo Antonio Ayala, ambos fallecidos, pero siempre queridos y recordados. Y este fue el principio. Salieron de la Federación pidiéndome, para ello, que “les tendiera un puente de plata”. Recuerdo que les contesté: “amigos ese puente de plata está puesto ya” Y me encontré de
improviso con el encargo de mantener aquella federación hasta que hubo elecciones y nombraron a la nueva directiva. Empecé a ocupar cargos federativos en los más diversos deportes y, entre ellos, en los tradicionales.
Me introduje por el año 1956, en el mundo de la gimnasia y me asocié a la doctora en medicina, inspectora de 1ª Enseñanza y profesora de educación física, Candita Cadenas y Campos, persona inteligente, amiga inquebrantable, profesional extraordinaria, emprendedora adelantada a su época y plena de ilusión por su labor. Fundamos un gimnasio, que recibió en principio el nombre de Olímpico y, más tarde, Las Palmas, que es el que ostenta en la actualidad. Candita era ya, en aquella época, una persona mayor que, al faltarnos me dejó con el recuerdo y la íntima decisión de afrontar solo esta aventura. Aventura que aún sigue en pie transcurridos 47 años. Y, que actualiza la añoranza de otro hombre excepcional Ángel Lang Lenton con quien llegamos a un acuerdo para instalar allí, en la Casa Ford el gimnasio que sigue en la actualidad. Esto ni quiero, ni puedo, olvidarlo.
Según el relato bíblico, “no es bueno que el hombre esté solo”. Tuve la suerte de conocer a Sara y... todo cambió. Desde el principio fue una colaboradora muy importante, su pragmatismo, su espíritu emprendedor, sus claras ideas y, sobre todo, su decidida aportación a la tarea que estábamos realizando, sirvieron de acicate para incrementar y mejorar la calidad del trabajo. Su acción
como esposa, madre y mujer ejemplar premió nuestros esfuerzos. Pero deportivamente su colaboración también fue excelente como gimnasta,--1ª campeona de gimnasia artística de Canarias, y capacitadísima entrenadora. Dios nos dio tres hijos: Jesús que es miembro del Comité Técnico de la Unión Europea de Gimnasia, especializado en Gimnasia General; mi hija Sara, con su bien hacer y saber, que me facilita con sus traducciones la comunicación permanente y constante con los asuntos que a diario se presentan en relación con el Festival Internacional de Gimnasia Blume—Gran Canaria. Buen trabajo.
Y, ¡cómo no!, Manolo, ese hombre que mantiene a la familia siempre unida y además “trabajando en el Blume”, como él dice con su media lengua, cuando esta metiendo los trípticos en sobres, para el mundo entero, y estamos hablando de unos 7.000.
Nunca podré olvidar mi trabajo en el deporte de la Zona Aérea de Canarias. Tuve jefes que me permitieron compaginar mis ocupaciones deportivas con las militares. Conseguimos llegar a realizar hasta 18 Juegos Deportivos llamados “Virgen de Loreto”, que eran militares, aunque podían participar también civiles. Logramos, en aquellos años, la participación de
equipos femeninos, algo que para quienes estamos metidos dentro de este mundo del deporte, nunca podremos olvidar. Conseguimos la famosa Águila, en fuerte competencia con equipos de otras Regiones militares que contaban con un número muy superior de personal. ¡Que tiempos más maravillosos!.
Es de estricta justicia resaltar, que aquellos jefes que tuve me permitieron actuar en el ámbito del deporte civil, en el federativo, y allí me volqué todo lo que pude. Encontré el apoyo de multitud de personas y ante la real imposibilidad de nombrarlas pero en su representación, deseo recordar, siquiera una sola, la figura del desaparecido Fernando Navarro Valle. Nunca olvidaré nuestras charlas de madrugada, cuando sus muchos hijos salían para ir al Colegio y nos poníamos a discutir, sobre todo, por el tema, entonces candente, de un Pabellón de Deportes para Las Palmas de Gran Canaria.
En esta etapa logramos algo, sin duda, que siempre ha primado en mi vida y es que el deporte debe ser para todos. Mejor, como decía Pierre de Fredi, “todos los deportes para todos”. Este concepto del barón de Coubertin creó en el mundo una corriente de la mayor importancia bautizada, dentro de la Unión Europea y en el ámbito ministerial, con el nombre de Deporte para todos. Y es ahí donde debemos batallar y luchar.
Desde el año 1960 celebramos, aquí, en Canarias, un festival, el primero de una serie que, repitiéndose anual e ininterrumpidamente, ha evolucionado con el tiempo y recibe en la actualidad el nombre de Festival Internacional de Gimnasia General “Blume Gran Canaria“. Se celebra en memoria de los gimnastas que se desplazaban a nuestras Islas y que fallecieron en un trágico accidente de aviación en la sierra del Valdemeca, acudían el campeón de Europa Joaquín Blume y sus compañeros Aguilar, Müller y Pajares. Lo que empezó con un escaso centenar de gimnastas, y tres grupos, se ha transformado, en su 42 edición celebrada el pasado año, en una reunión de unos siete mil gimnastas y doscientos grupos. Y lo que antaño se hacía en un día, ahora ocupa una semana larga. La prístina presencia de tres extranjeros, se ha convertido en la actualidad en casi un millar de gimnastas de muchos países. El apoyo del Gobierno de Canarias, del Cabildo de Gran Canaria y de los ayuntamientos de Las Palmas de Gran Canaria, de Arucas, Telde, Maspalomas y Santa Brígida han sido motor indispensable para la consecución de estos logros.
Hace 45 años creamos los premios dedicados a los mejores deportistas del año y que se conceden y entregan en Las Palmas. Se fundó la Asociación de Estudios Históricos del Deporte donde se han realizado estudios de importancia no solo de Canarias, sino también en el orden nacional e internacional. No podemos olvidar esa sección de un Museo de Deportes, en estos momentos de carácter itinerante, aunque confiamos en poder situarlo en un local apropiado, ubicando debidamente el material y la documentación depositados en nuestros archivos, para ayudar a conservar nuestra historia deportiva.
Las realizaciones efectuadas y las intenciones y proyectos de futuro a desarrollar no han sido, ni pueden ser, labor de dos o tres personas. Sólo de la unión de muchas, que han sabido y han querido colaborar y cooperar, se ha obtenido el fruto pretendido y, para el porvenir, garantizan el que se espera. La cesión de instalaciones y de material son prestaciones totalmente indispensables. Tal es el inestimable caso de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Otro factor importante lo constituye la aportación de trabajo totalmente altruista de los voluntarios, que se incrementa continuamente.
Cabe precisar que voluntarios lo somos todos, ya que ninguno cobramos sueldos de ninguna especie. Los muchos años de trabajo llenarían folios y más folios de nombres de voluntarios colaboradores. Pero parece inevitable citar, por su constancia en la permanencia, a Juanito Ortega, a Cornelio Ortega, a Antonio Fernández, a Emilio Tomé, a Norberto González, a Arturo León,
incluyendo merecidamente a sus respectivas familias. Todos nos apoyaron permitiendo vencer las vicisitudes de la intensa vida diaria del Gimnasio Las Palmas, de los grupos de los Jesuitas, del Seminario, de tantos y tantos colegios y de todos los eventos, previstos..., o imprevistos, que continuamente realizamos. Sí quiero tener un recuerdo para un matrimonio madrileño
excepcional que forman el doctor Carlos Gutiérrez y María del Carmen Ortega, él antiguo Director, entre otras muchas cosas, del INEF de Madrid, por su apoyo, su información, su aliento, su bien saber y entrega a los demás, nos han ayudado enormemente a mantener durante estos 43 años los Festivales Internacionales de Gimnasia General “Blume Gran Canaria”.
He de dedicar unas palabras, muy a pesar mío obligadamente breves pero en las que quisiera condensar el entrañable afecto y el infinito agradecimiento que me liga a la Universidad de Las de Palmas de Gran Canaria. Su extraordinaria comprensión, de que siempre hizo gala, especialmente en las actividades relacionadas con el Festival Blume Gran Canaria, al cedernos sus instalaciones y su material, sólo es superada por el eficiente y cálido apoyo recibido de todas las personas empeñadas en facilitarnos el camino. La participación, prácticamente en pleno, de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, en la organización y
realización de cursos internacionales o nacionales de técnicos, conferencias, asistencia a coloquios internacionales, talleres, simposios o mesas redondas, entre otros, sirvieron para sentirnos calurosamente arropados en estos trabajos que con tanto cariño y entusiasmo venimos realizando año tras año.
En el aspecto de la alta competición, la contribución del Gimnasio Las Palmas y del Festival Blume Gran Canaria, trabajando con el mayor interés e intensidad, alcanza la máxima importancia convirtiéndose en uno de los más importante colaboradores de su desarrollo en general. Hemos introducido en Canarias, actividades gimnásticas en todas sus clases y hemos tenido el gran
honor de tener la única Olímpica de gimnasia artística femenina de Canarias, en los Juegos de Montreal por el año 1976 y nos referimos a nuestra querida Merche Vernetta. Hemos de resaltar los excepcionales resultados obtenidos en el desarrollo del judo, amparados en la importantísima labor de Amado Ramos , gran maestro, cinturón negro de 8º grado. De su mano y con el apoyo de los colaboradores, este deporte alcanzó niveles que resultan increíbles en aquel y en estos momentos. Se logró un impresionante número de campeones de España, de internacionales, e incluso el título de campeón de Europa ostentado por el inolvidable Santiago Ojeda que fué, también, olímpico en Munich. La lista, que es enorme, se amplía entre otros, con valores tan destacados como Juan Carlos Rodríguez , brillante participante en los Juegos Olímpicos de Montreal. Se obtuvieron puestos muy meritorios en
otras actividades como en esgrima, y en kárate. Y, como venimos repitiendo, colaborando en la práctica activa de las más variadas disciplinas deportivas.
A través de lo expuesto pretendemos manifestar nuestra actuación en las tres áreas generales del deporte, adaptando al respecto lo que, en reciente escrito, nos señalaba el excelente amigo y maestro Roland Burger para el judo español: judo tradicional, judo para todos, judo de alta competición.
Sinceramente, nos sentimos orgullosos de haber trabajado con el mayor cariño en estas tres facetas y estamos seguros de que corresponden a las directrices seguidas por los países más desarrollados en el ámbito deportivo. Pero es muy importante que no olvidemos nunca la tradición y la historia, que tratemos de difundir la actividad deportiva para todos, no para unos pocos, y como no, que debemos de detentar una sana ambición para lograr un deporte de alta competición que será el que pueda ofrecer esas
medallas finales que con tanto entusiasmo esperan todos los deportistas.
Y para terminar, deseo manifestar que estoy orgulloso de haber dirigido, con la imprescindible ayuda de todos, proyectos que se han convertido en realidades: la fundación, junto con Candita Cadenas, del gimnasio Las Palmas; la introducción de varios deportes en Canarias; la creación de un certamen, --el 2º en España, en antigüedad--, para premiar al Mejor Deportista del año en Canarias; y, sobre todo, haber fundado el Festival que tiene mayor grado de continuidad en el mundo, el Blume Gran Canaria. Ello implica la obligación de conservarlo y mantenerlo en el futuro, aunque lógicamente su viabilidad precisa inexcusablemente de la aportación del apoyo no solo moral, que es realmente importante, sino también del económico, como de hecho viene sucediendo.
Quiero añadir, humildemente, que me siento incapaz de expresar con simples palabras, aun salidas de lo más profundo de mi corazón, de mi inmenso agradecimiento por mi investidura como Doctor Honoris Causa por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Pero sí puedo prometer continuar sin desmayo mi labor, con todas mis fuerzas mientras estas me lo permitan, para hacerme realmente digno del honor que se me concede. Tal vez pueda presumir, como único mérito de haber seguido la máxima formulada por Publio Ovidio, (43 a.C---17 d.C) , “la gota horada la roca, no por su fuerza, sino por su constancia“. Y tengo que reconocer que he sido constante. Pero me siento obligado, en conciencia, a reiterar mi pensamiento ya expuesto, de que esta obra es fruto de la de la acción integradora de quienes profesan cualquier forma de hacer deporte. Corresponde la distinción a todo el deporte español, al Canario en general y de forma muy especial al de Gran Canaria a quienes me van a permitir que se lo ofrezca. Y no por añadidura, sino mérito propio a todos los compañeros profesionales de la Educación Física en particular de nuestra Isla, y a esos técnicos que se esfuerzan una y otra vez por poder él la buena formación, el mejoramiento físico, y el eficaz mantenimiento integrales de las personas que reciben sus cuidados.

Muchísimas gracias.

Nota

Enlace al video "50 años BLUME Gran Canaria": https://youtu.be/EklYk8BADuI

Identificador(es) alternativo(s)

Pontos de acesso

Pontos de acesso - Locais

Pontos de acesso - Nomes

Pontos de acesso de género

Zona do controlo da descrição

Identificador da descrição

ES 35017.AULPGC FJTN

Identificador da instituição

ES 35017.AULPGC

Regras ou convenções utilizadas

Reglas de descripción para archivos ISAD (G)

Estatuto

Revisto

Nível de detalhe

Mínimo

Datas de criação, revisão, eliminação

Revisión 12/04/2020
Rev. 17/11/2020

Línguas e escritas

  • espanhol

Script(s)

Fontes

Zona da incorporação

Pessoas e organizações relacionadas

Géneros relacionados

Locais relacionados